Serie Apuntes de Trabajo (5)

I. Antecedentes

Con fecha 09 de octubre de 2017, el Grupo Parlamentario Fuerza Popular, a iniciativa de la Congresista María Úrsula Letona Pereyra, presentó ante el Congreso de la República el Proyecto Ley N° 1988/2017-CR denominado “Ley que Declara de Necesidad Pública e Interés Nacional la Implementación de una Política de Mejora de la Calidad Regulatoria en Perú” (en adelante, el Proyecto de Ley).

Con fecha 11 de octubre de 2017, se derivó el Proyecto de Ley a la Comisión de Descentralización, Regionalización, Gobiernos Locales y Modernización de la Gestión del Estado del Congreso, a efecto de que emita dictamen.

En tal sentido, el presente documento tiene como objeto emitir comentarios al Proyecto de Ley en general, y al articulado de manera particular, con miras a que puedan ser tomados en consideración por la Comisión dictaminadora.

Mediante Decreto Legislativo N° 12722 se modificó la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General (LPAG), introduciéndose dentro del Título IV, una regulación expresa sobre la Actividad Administrativa de Fiscalización.

Así, el artículo 237.1 del TUO de la LPAG define tal actividad como “… el conjunto de actos y diligencias de investigación, supervisión, control o inspección sobre el cumplimiento de las obligaciones, prohibiciones y otras limitaciones exigibles a los administrados, derivados de una norma legal o reglamentaria, contratos con el Estado u otra fuente jurídica, bajo un enfoque de cumplimiento normativo, de prevención del riesgo, de gestión del riesgo y tutela de los bienes jurídicos protegidos”.

La búsqueda de la mejora regulatoria fue promovida a nivel de la Unión Europea desde inicios de los 90´s . El movimiento del Better Regulation en el seno de la UE tuvo su origen en la cumbre europea de Edimburgo de diciembre de 1992, bajo la presidencia británica, en la que los jefes de Estados y de gobierno de los países europeos identificaron la necesidad de mejorar las regulaciones comunitarias. A ello le siguió, en 1995, la formalización de una declaración (N° 39) adjunta al Tratado de Ámsterdam, en la que se expuso la necesidad de que las autoridades europeas acuerden lineamientos para mejorar la calidad de la redacción de la legislación comunitaria y su implementación en beneficio de la UE y los ciudadanos. Posteriormente, el Consejo de Ministros de Administración Pública de la UE, reunido en Estrasburgo en el 2000, adoptó una resolución orientada a mejorar la calidad de las normas en la UE. A ello le siguió el Consejo Europeo de Lisboa del mismo año en donde se enfatizó la necesidad de adoptar una estrategia para mejorar la calidad de las normas en la EU, de tal forma de contribuir a la competitividad de la economía europea hacia el 2010. En ese contexto, en ese año se conformó el Grupo de Expertos de Alto Nivel Mandelkern para la mejora de la regulación.