A través del sistema de gestión y aseguramiento de la calidad regulatoria (SGACR) se busca preparar a las entidades públicas y empresas privadas para que adopten estándares para la buena gestión del flujo regulatorio, así como para un buen control y revisión del stock regulatorio, y de esta forma puedan cumplir con la normativa vigente y sus políticas internas, previniendo posibles riesgos de incumplimiento.

Somos convencidos que ello ayudará significativamente a que las decisiones regulatorias alcancen los siguientes estándares:

Base empírica solida.

Simplicidad, claridad y facilidad de entendimiento y aplicación.

Efectividad para resolver los problemas de política pública.

No generación de costos innecesarios.

Coherencia con el marco normativo.

Respaldo de stakeholders relevantes (empresas, usuarios, ciudadanos, gobierno).

Evaluación periódica de su efectividad y eficiencia.

Canal Web

Boletín de noticias